Flebectasis o arañitas en las piernas: ¿Qué hacer? - Dermavida
  • Llámanos: (+56) 22331 0524 | (+56) 96898 9964
Venas dilatadas

Es frecuente, sobre todo en población femenina, la aparición de venitas dilatadas en las piernas, llamadas comúnmente “arañas vasculares”. Estas venitas, si son muy marcadas, pueden producir inseguridades y complejos, sobre todo en los meses de primavera/verano, que es cuando se suelen utilizar vestidos, faldas y shorts de temporada. Estas dilataciones de vasos sanguíneos de fino calibre (menores de 1 mm), de aspecto de “arañitas” en la dermis y de colores rojizos, se denominan telangiectasias (del griego tele-angéion, “vaso lejano” = “capilar”; y ectasia “dilatación”). A su vez, si la dilatación es en venas de mayor grosor, se les denomina Flebectasias (del griego phleps, “vena” y ectasis, “dilatación”).

Los tratamientos más utilizados en estos casos son los siguientes: la escleroterapia, que corresponde a un tratamiento que se realiza con inyecciones y que puede ser utilizado en venas dilatadas de todos los calibres; y el tratamiento láser, el cual consiste en emitir pulsos de energía luminosa que ocasionan la coagulación y la destrucción de la vena, la que posteriormente se reabsorbe. En el caso del tratamiento láser, el flujo sanguíneo se redirige hacia donde debe ir; es decir, hacia las venas más profundas. Para ver resultados se requieren entre 1 y 2 sesiones. Sin embargo, el número de sesiones puede variar según la extensión, el color y el tamaño de las venitas.

Los dos tratamientos antes mencionados suelen utilizarse de forma complementaria.

En Dermavida contamos con dermatólogos de amplia experiencia en el tratamiento láser de telangiectasias y flebectasias, y, a su vez, contamos con un equipo láser altamente especializado en este tipo de tratamientos (Láser Harmony, con cabezales específicos para “arañitas vasculares”).

Si tienes dudas, consultas o estás interesado/a en tomar una hora de evaluación con nuestros dermatólogos, puedes contactarnos al: 223310524 (teléfono fijo) o al 965818170 (celular).

Si tus piernas no presentan este problema y quisieras evitar su aparición, aquí puedes encontrar algunas sugerencias:

  • Realizar actividad física, con el objetivo de favorecer una adecuada circulación.
  • Mantener un peso corporal adecuado.
  • Evitar el calor directo sobre las piernas (evitar el uso de estufas, guateros, etc., muy cerca de las piernas y de manera prolongada).
  • Usar medias de compresión que ayudan al retorno venoso (en el caso de las mujeres, no olvidar durante el embarazo).
  • Consultar con un especialista ante la aparición de los primeros síntomas.

¡Mucha suerte y te estaremos esperando!