Cuidado de manos: Consejos y Tratamientos
  • Llámanos: (+56) 22331 0524 | (+56) 96898 9964
Cuidado de manos

Las manos son verdaderos testigos de nuestra edad y en ocasiones, olvidamos por completo la importancia de su cuidado. De nada sirve tener un rostro terso y saludable, si tenemos unas manos dañadas, deshidratadas o con signos evidentes de envejecimiento prematuro.

La piel de las manos, uñas y cutículas, se encuentran expuestas constantemente a agresiones externas, tales como, el contacto directo con químicos, detergentes y contaminantes; cambios abruptos de temperatura; y, por último, la radiación solar. Todos estos factores afectan directamente a nuestra piel, volviéndola áspera, rugosa y provocándole un envejecimiento prematuro.

La palma de la mano tiene una estructura más resistente que el dorso, el cual se caracteriza por tener una epidermis fina y frágil, con escasas glándulas sebáceas, lo que explica su sensibilidad y los cambios que experimenta si no es adecuadamente cuidada: pérdida de elasticidad, aparición de manchas y arrugas, etc.

Es por todo lo anterior, que se recomienda cuidar diariamente nuestras manos desde la juventud. Pero ¿Cómo debo cuidarlas?

Consejos de cuidado de la piel de las manos

N°1: Lavarlas diariamente

Debido a que la piel de nuestras manos está expuesta constantemente al ambiente, es muy importante tener un adecuado hábito de aseo diario. Se recomienda lavar las manos con agua tibia y utilizar jabones neutros, sin alcohol y con perfumes que no sean agresivos para la piel. Otra buena alternativa es usar jabones humectantes, que nos ayudarán a hidratar nuestra piel incluso antes de aplicar cualquier crema. A su vez, es muy importante secar bien las manos, sobre todo entre los dedos, para evitar la aparición de hongos o descamación de la piel.

A su vez, es importante señalar que lavar en exceso las manos puede ser perjudicial, ya que produce irritación y deshidratación en la piel. Por ende, se sugiere lavarlas antes de las comidas y después de realizar actividades domésticas y/o de aseo.

lavar manos

N° 2: Hidratación diaria

El lavado frecuente de las manos puede causar una pérdida temporal de la grasa natural que humecta nuestra piel. Por ello, es importante utilizar cremas hidratantes todos los días. Son buenas alternativas las cremas que contienen aceite de olivo, vitamina E y/o glicerina.

Es importante mencionar que las cremas hidratantes funcionan mejor cuando la piel se encuentra ligeramente húmeda, por lo que un momento ideal para aplicarla es después del baño y después de lavarse las manos (cada vez que te las lavas).
Se recomienda utilizar cremas más oleosas durante la noche, para que trabajen en profundidad sobre nuestra piel durante las horas de sueño.

hidratación de manos

N° 3: Protección diaria

– Utilizar guantes de látex o goma al realizar tareas domésticas:

Esta medida evitará que los detergentes y productos abrasivos resequen y agrieten nuestra piel.

– Utilizar guantes en invierno:

Esto evitará los cambios bruscos de temperatura y, por ende, que las manos se resequen y dañen producto del frío.

– Utilizar protector solar diariamente, sin importar la época del año:

La piel de las manos se encuentra expuesta todo el año a los rayos UV, por lo que es necesario aplicar protectores solares para evitar la aparición de manchas, arrugas y el daño acumulativo que el sol va generando en los tejidos, el cual es el responsable del envejecimiento prematuro. Lo ideal es utilizar un bloqueador con protección ultravioleta UVA y UVB, de FPS 30 como mínimo y aplicarlo al menos 2 – 3 veces al día (mañana, medio día y tarde). Recuerda que debes aplicar el protector solar como mínimo 20 minutos antes de la exposición al sol.

cuidado diario

N°4: Exfoliación

Se recomienda realizar una exfoliación una vez a la semana para eliminar las células muertas y limpiar la piel en profundidad. Exfoliar las manos ayudará a que la piel se regenere más rápido y mantendrá tus manos suaves y tersas.

Es importante escoger un exfoliante que se adecúe a tu tipo de piel. Existen exfoliantes de grano grueso a grano fino. Normalmente se utiliza el exfoliante de grano medio, ya que sirve para todo tipo de pieles.

exfoliación de manos

N° 5: desinfectar adecuadamente

En caso de heridas o de piel alrededor de las uñas (los “padrastros”), se debe desinfectar la zona y luego eliminar los residuos con herramientas adecuadas, como un cortacutículas o un cortauñas. De esta manera, se evitan posibles infecciones.

desinfectar manos

N° 6: El secado

Cuando te laves las manos en un baño público, evita los secadores automáticos, pues tienden a resecar demasiado la piel. Siempre opta por secar tus manos con una toalla, dando pequeños toquecitos y sacándolas cuidadosamente entre los dedos. Evita raspar muy fuerte la piel.

Secado de manos

Tratamientos dermatológicos:

tratamiento para manos

– Peeling químico:

Se pueden realizar peelings con ácidos frutales, alfahidroxiácidos (glicólico, mandélico y láctico) y los betahidroxiácidos (ácido salicílico).

La palabra “peeling” significa exfoliación o descamación y consiste en la utilización de sustancias químicas sobre la piel para renovar sus capas y poder, de esta manera, eliminar imperfecciones, mejorar la humectación cutánea, eliminar manchas y favorecer un color uniforme.

Los peeling se pueden realizar en invierno o verano, pero las concentraciones varían de acuerdo al tipo de piel y a la estación del año, lo cual es determinado por el dermatólogo tratante.

Después de realizar un peeling, se debe mantener la piel bien hidratada (aplicación de cremas hidratantes) y utilizar fotoprotección solar.

– Tecnología láser:

Se utiliza para tratar lesiones pigmentadas (manchas) y vasculares, en cualquier tipo de piel fotoenvejecida.

– Mesoterapia:

La mesoterapia mejora los signos precoces del envejecimiento cutáneo y actúa previniendo su aparición. Proporciona elasticidad y luminosidad a la piel.

El tratamiento consiste en aplicar microinyecciones intradérmicas con distintos tipos de sustancias, usualmente ácido hialurónico y vitaminas.

– Plasma rico en plaquetas:

El plasma rico en plaquetas se obtiene de la sangre de la propia persona, para posteriormente ser utilizado en la zona a tratar. Es muy efectivo en los procesos de reparación y regeneración de tejidos.

Los gránulos de las plaquetas – con sus factores de crecimiento – contienen todos los elementos necesarios para una bioestimulación efectiva, a partir de la cual se consigue la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Se utiliza, por ende, para obtener un efecto de rejuvenecimiento cutáneo.

Usualmente se realizan 3 sesiones con intervalos de 1 mes y luego 1 sesión de mantenimiento cada 3 meses.

– Skin booster:

Corresponde a una técnica de relleno con ácido hialurónico, que tiene como objetivo brindar mayor hidratación y estructura a la piel de las manos. Se utiliza en los casos de pieles con abundantes arrugas, en pieles secas y en pieles muy frágiles y delgadas, en las cuales se ven los capilares sanguíneos.

El tratamiento consiste en 1 sesión mensual durante 3 meses y, posteriormente, 1 sesión mensual cada 6 meses como mantención.

En Dermavida realizamos esta técnica con excelentes resultados, por lo que si tus manos presentan alguna de las características antes descritas y deseas mejorar su aspecto, no dudes en contactarnos.

Cremas hidratantes

cremas para manos

Existen en el mercado una amplia gama de cremas hidratantes, con distintos componentes y principios activos.
A continuación encontrarás una lista de los más frecuentes y sus funciones.

– Glicerina: es una sustancia humectante, que ayuda a conservar el equilibrio de la piel a retener la humedad en su justa medida, manteniendo una adecuada hidratación de la piel.

– Manteca de Karité: suele utilizarse en pieles secas, que han perdido hidratación. Es una sustancia emoliente, es decir suavizante, reparadora y “antigrietas”, que ayuda a restaurar la elasticidad de los tejidos.

– Colágeno: es una sustancia que nutre la piel y proporciona resistencia y elasticidad a los tejidos.

– Elastina: favorece la hidratación y elasticidad de los tejidos. Se utiliza como reestructurante cutáneo.

– Urea: es un compuesto que impide la pérdida de líquido de la piel y por ende, la deshidratación.

– Siliconas: forman una capa protectora en la piel, la cual la aísla de los estímulos agresores del ambiente.

¡Te invitamos a que sigas estos consejos para que luzcas unas manos saludables y bellas!

Recuerda que en Dermavida contamos con profesionales que pueden orientarte respecto a los productos y tratamientos idóneos para ti. ¡Contáctanos y consigue los resultados que deseas!